"Hay dos cosas infinitas: El universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro " Albert Einstein

"Yo quisiera escribir para las enfermeras azules de la eternidad y sus ayudantes, los médicos humildes" Isla Correyero

"En los tiempos sombríos ¿se cantará también? También se cantará en los tiempos sombríos" Bertolt Brecht


miércoles, 9 de julio de 2014

Lola Montalvo o cuando la felicidad es posible

Lola Montalvo, así se llama esta compañera bloguera, escritora entusiasta y madre única. Pero también es mujer entrañable, por su corazón grande, mujer y esposa de espíritu intenso, mujer y señora de las causas eternas, mujer -en definitiva- de las que uno debe aprender. 
A Lola la conocí a través de la red, del mundo de los blogs y el 2.0, pero no más de dos meses tuve la oportunidad de coincidir en una mesa de debate. Si esta mujer es excepcional a través de la web, en persona...ni te cuento.

Pero este elogio, no estéril, es debido a que hace unos días tuve la ocasión de saber que pudo donar uno de sus riñones a una persona de su entorno querido. Admirable su fortaleza para dar este paso, para algunos puede ser una tortura. El amor se impone, la necesidad igual, pero lo primero gana por mayoría absoluta. Como diría Ismael Serrano: "...últimamente me enamoró de mujeres comprometidas", "..de un tiempo a esta parte me cuesta tanto olvidarte". 

Esto no sucedió en agosto, tan solo hace unas semanas, creo que en junio. Aunque que más da la fecha, o sí es importante. No lo sé. Lo que si es cierto que esos días habrán sido, a buen seguro, de una intensidad extrema. Pero como dice el refranero: lo que bien empieza bien acaba. Esperando que todo llegue a buen puerto. El verano es época de felicidad, ya vendrá el frío invierno. Un buen paseo cogidos de la mano...que bien os sentará. El verano es tiempo para compartir, es tiempo de alegrías. O no.

Cuando leí en la red esta noticia sentí un pellizco en el alma. Donar una parte tuya para dar vida a otra persona: me sonrojo. Yo no sabría como comportarme, posiblemente haría lo mismo pero  que golpe en la línea de flotación de este barco llamado vida. Miedo, pánico, o coraje. Esa sensación podría ser la del pellizco. Revolotean las mas finas mariposas.

No crean que esto sucede de una día para otro, nada de nada. Habría que bucear en el mundo de esta enfermera y rescatar -a través del pasado- su andanzas con los pacientes con enfermedad renal crónica. Su hermana de compañía fue durante un tiempo la hemodiálisis, convivió con la insuficiencia renal durante largo tiempo. Esta vallecana incansable sabe lo que es estar "a pie de cama".

Pero un día tenía que pasar, si el futuro es incierto se debe de dar un paso adelante, un paso esperanzador, un paso lleno de amor, como agua de vida. Y ese día llegó, lleno y pleno de ilusión, mirando el futuro con ganas de triunfar. Como dice un amigo mio, "cuando el camino se pone duro, sólo los duros quedan en el camino". Esto es lo que le ha acontecido a nuestra Lola. Nada mejor que dar una parte de tí para llenar de vida otra.

Gracias Lola, por tu culpa, por tu culpita, hoy quiero más a los míos. No sabemos a veces lo que tenemos. Gracias por demostrar sacrificio, entereza y ganas de dar vida. A buen seguro seré una de esas personas que donará algún órgano. Ya sabes que en esta entrada hay mucho de ti, y tu lo sabes. Besos.



viernes, 4 de julio de 2014

Número 41 de la revista EIDON

La revista EIDON publica un nuevo número centrado en el menor maduro y la bioética global.


Además de la capacidad y evaluación del menor adulto, el número 41 de EIDON se centra en la 'bioética global', un concepto que engloba el papel de la bioética en cuanto a la educación en autonomía, responsabilidad y deliberación de las personas. Según el Prof. Gracia, “con los criterios meramente convencionales, perfectamente compatibles con el concepto jurídico de capacidad, no parece que podamos evitar el subdesarrollo de los países del llamado Tercer Mundo, ni tampoco parar el deterioro del medio ambiente, ni asegurar un futuro igual o mejor que el nuestro a las futuras generaciones”.

La revista incluye una entrevista con Henk ten Have, catedrático del McAnulty College y del Graduate School of Liberal Arts y director del Center for Healthcare Ethics de la Universidad de Duquesne, en Pennsylvania, y recopila cuatro volúmenes del Handbook of Global Bioethics que reflexionan sobre el espacio que corresponde a la ética en la vida de los seres humanos.


Para Pablo Simón, la evaluación de la capacidad de las personas para tomar decisiones que sean expresión de su autonomía moral es posiblemente una de las cuestiones más complejas de la bioética clínica. Evaluar su capacidad con herramientas es una parte importante de este proceso, pero no es la única y a veces ni siquiera la decisiva. Lo adecuado es ser prudente a la hora de ponderar la participación de los menores en la toma de decisiones y hacer planteamientos integrales y personalizados que tengan en cuentan todos los elementos que caracterizan las decisiones de las personas como autónomas. (resumen)

Para Tirso Ventura y col. la evaluación de la capacidad mental debe ser prudencial y razonada, valorando las circunstancias del caso, la historia clínica anterior, la psicopatología actual, el apoyo familiar y social, los valores del paciente y las consecuencias previsibles de la decisión a tomar. En determinados casos puede ser útil el empleo de una entrevista semi-estructurada que revise las habilidades para tomar decisiones. Por todo ello, el empleo del método deliberativo puede ser de gran ayuda para valorar cada caso concreto. (resumen)

Para Francisco Oliva, el menor maduro es un sujeto dotado de la suficiente capacidad natural para entender y querer los actos jurídicos que lleva a cabo. Por ello, existe una tendencia generalizada a reconocerle capacidad de obrar progresiva, especialmente en todo lo que concierne al ejercicio de los derechos de la personalidad. El Derecho español toma en consideración la categoría del menor maduro de forma dispersa y heterogénea, otorgándole capacidad para actuar en función de la edad o del grado de madurez concreto. El presente estudio explicará el régimen jurídico contemporáneo de la minoría de edad y expondrá los diferentes supuestos en los cuales el Código civil y otras leyes especiales reconocen capacidad de obrar al menor de edad, prestando especial atención al derecho al consentimiento informado del menor maduro en el ámbito sanitario. (resumen)
Para más detalles de la revista EIDON pincha aquí.

martes, 24 de junio de 2014

De la dignidad humana y la bioética

Existe una palabra clave, utilizada por expertos en bioética, filósofos y juristas, esta es la palabra dignidad. El término aparece en el título de la Convención de Estrasburgo ("Convención para la tutela de los derechos del hombre y la dignidad del ser humano") y en el Preámbulo de la misma está repetida al menos tres veces, de manera que parece lícito elevarla al papel de único, posible, y auténtico fundamento de una bioética europea. Así empieza la ponencia de Francesco D'Agostino, en el Congreso Internacional de Bioética de 1999. La dignidad es un concepto imprescindible e indispensable para pensar en bioética.

La noción de “dignidad humana” se vincula con el “respeto incondicionado que merece todo individuo en razón de su mera condición humana, es decir, independientemente de cualquier característica o aptitud particular que pudiera poseer”. Para Kant, es “algo que se ubica por encima de todo precio y, por lo tanto, no admite nada equivalente”; mientras las cosas tienen “precio”, las personas tienen “dignidad”.

No tiene nada de nuevo enfrentar estas ideas, dignidad y bioética. Gilbert Hottois (2) en su artículo “Dignidad humana y bioética. Un enfoque filosófico crítico”, nos aclara su significado y alcance filosófico. Parece ser, que el uso del concepto de dignidad en lo que se refiere a argumentos bioéticos, está lejos de ser universalmente entendido. Como ejemplo, la dignidad no tiene cabida en el principialismo, según este autor. Recuerda que en el libro de BEAUCHAMP T. L. et CHILDRESS J.F, Principles of Biomedical Ethics, solo menciona en dos ocasiones el término “dignidad” y una de ellas para subrayar su carácter ambiguo.

Para algunos expertos, la dignidad es fundamento imprescindible de la bioética; para otros es el signo de una calidad de vida. Para Francisco Javier León, la persona humana no es, por tanto, valiosa por lo que "tiene", sino por lo que" es". Es fundamental, por ello, desarrollar toda una antropología de la dignidad humana, que la establezca en el lugar primordial, de finalidad, respecto al conocimiento científico y técnico, por una parte, y respecto a toda legislación en materia de Bioética, por otra.

También, otros, creen que la dignidad pasa por ser un problema en y para la bioética. La investigadora Monique Pyrrho, cree que la dignidad humana se ha convertido en un problema. No sólo desde el punto de vista práctico, político y social, como un principio para definir o para alcanzar en las más diferentes situaciones en que la humanidad encuentra sus límites, sino especialmente en la definición filosófica y bioética y en su operacionalidad como concepto. Apunta a que fue presentada como un concepto “inútil”. Recuerda que el editorial de Ruth Macklin en el British Medical Journal, con el título de "Dignidad es un concepto inútil", suscitó mucha polémica y diversas reacciones. Discurriendo sobre la posibilidad de una perfecta sustitución de la dignidad por otro concepto más útil y operacional -la autonomía-, sin pérdida significativa, esa autora cuestiona cómo el uso basado en el impacto emocional de un concepto tan vago e impreciso podría contribuir para discusiones importantes en bioética.

Afortunadamente, la inmensa mayoría de los que estudiamos los valores y principios de la bioética, acusamos de un recelo ante voceros sin causa definida. No cabe la menor duda de que la bioética necesita de la dignidad para ser lo que es.

Aconsejaría la lectura del Cuaderno: La dignidad humana. Filosofía, bioética y derechos humanos, editado por la Dirección Nacional de Atención a Grupos en Situación de Vulnerabilidad dependiente de la Subsecretaría de Protección de Derechos Humanos de la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de Argentina. Especial mención al artículo del Dr. Juan Carlos Tealdi, Director del Programa de Bioética del Hospital de Clínicas de la Universidad de Buenos Aires.

Como verán queda mucho por aprender. Se debe seguir apoyando la dignidad del ser humano en todos los campos, es base fundamental de la bioética.






Bibliografía consultada:

F. D'AgostinoLa dignidad humana, tema bioético. Disponible en: http://www.unav.es/cdb/uncib1b.html

Gilbert Hottois. Dignidad humana y bioética. Un enfoque filosófico crítico. Revista Colombiana de Bioética, vol. 4, núm. 2, junio-diciembre, 2009, pp. 53-83. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=189214316003
Francisco Javier León. DIGNIDAD HUMANA, LIBERTAD Y BIOÉTICA.  Disponible en:
Pyrrho Monique, Cornelli Gabriele, Garrafa Volnei. DIGNIDAD HUMANA: RECONOCIMIENTO Y OPERACIONALIZACIÓN DEL CONCEPTO. Acta bioeth.  [revista en la Internet]. 2009  [citado  2014  Jun  24] ;  15( 1 ): 65-69. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1726-569X2009000100008&lng=es.  http://dx.doi.org/10.4067/S1726-569X2009000100008.
Macklin R. Dignity is a useless concept. British Medical Journal 2003; 327(7429): 1419-1420.  Disponible en: http://www.bmj.com/content/327/7429/1419?page=1&tab=responses
La dignidad humana. Filosofía, bioética y derechos humanos. 1ª edición: junio de 2010. Buenos Aires. Área de Publicaciones de la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación. Disponible en: http://www.conabip.gob.ar/sites/default/files/la_dignidad_humana__filosofia__bioetica_y_derechos_humanos.pdf

lunes, 23 de junio de 2014

RESPONSABILIDAD PENAL y RESPONSABILIDAD OBJETIVA POR DAÑOS SANITARIOS


                    







Para terminar con las sesiones del Foro SANIDAD Y DERECHO, el próximo jueves, 26 de junio, se celebrará la última reunión del presente curso que estará dedicada a debatir sobre la distinta naturaleza y características de la responsabilidad por daños derivados de la asistencia sanitaria, según se vea desde la responsabilidad por culpa del sujeto causante o desde la responsabilidad patrimonial objetiva producida por el funcionamiento de los servicios públicos dispensados.



Hospital Universitario La Paz de Madrid
Hospital General
  Aula Prof. Ortiz Vázquez
16:30 horas

  
Excma. Sra. D.ª Inés Huerta Garicano

Magistrada de la Sala III del Tribunal Supremo  


Excmo. Sr. D. Santiago Martínez-Vares García


Magistrado del Tribunal Constitucional


Excmo. Sr. D. José Manuel Maza Martín

Magistrado de la Sala II del Tribunal Supremo


Excmo. Sr. D. Antonio del Moral García

Magistrado de la Sala II del Tribunal Supremo

lunes, 16 de junio de 2014

Canarias por una ley de muerte digna




Según fuentes consultadas, en el pleno del Parlamento de Canarias acordó el pasado miércoles día 11 de junio -por unanimidad-iniciar el trámite de una proposición de ley para una muerte digna, cuyo objetivo es garantizar un final de la vida sin sufrimiento en caso de enfermedad terminal y dar la oportunidad de decidir a los pacientes o en su caso a sus familias sobre tratamientos paliativos cuando ya no hay esperanza.

La proposición de ley, denominada "de derechos y garantías de la dignidad de las personas ante el proceso final de su vida", indica que "una vida humana digna no se puede truncar con una muerte indigna" y por tanto los pacientes tienen derecho a recibir cuidados paliativos integrales de alta calidad y los profesionales a tener una seguridad jurídica que evite su inhibición en la toma de decisiones. 

Como pasó en el resto de comunidades autónomas (Andalucía, Aragón y Navarra), este proyecto no está ni estará exento de críticas por parte de sectores sociales y políticos de Canarias. Aunque se debe puntualizar que la valentía de lanzar esta ley, facilita mucho ciertas ambigüedades al final de la vida. En el caso de Baleares y País Vasco, se están tramitando leyes de parecido corte. Para sectores extremistas, que no radicales, es una forma encubierta de permitir la eutanasia (que cada cual tome nota de lo que crea conveniente).

El Archipiélago Canario presenta un déficit de camas de paliativos, camas necesarias para asistir a los pacientes que engloba esta ley. Ello supondrá al menos 160 camas de este tipo, aunque los expertos y facultativos-médicos hablan de un mínimo de 200. Sin embargo, y aunque se trata de un aspecto básico incluido en esta futura ley canaria de muerte digna, en estos momentos apenan cuentan con 60 camas de paliativos, lo que supone una de las cifras más baja del Estado.

Me sumo a la comunidad de expertos, donde se precisa seguir avanzando, intensificando más (si cabe) el debate social y político en torno a estos temas. Esto acaba de empezar.